Published On: Dom, Abr 10th, 2016

Superávit o el problema de contar con los dedos y no con las personas

info-300x284En el último Pleno del 30 de marzo la Alcaldesa informó de que, mediante decreto, había aprobado la Liquidación del Presupuesto del Ayuntamiento del ejercicio 2015. Los gastos del Ayuntamiento el año pasado fueron de 15.616.879,54€, mientras que los ingresos ascendieron a 19.790.371,25€, lo que significa que para este año 2016 el Ayuntamiento cuenta, después de varios ajustes presupuestarios, con una situación de superávit de 4.395.980,27€ (un 25% del presupuesto anual). De ese superávit se dedicará alrededor de un millón y medio de euros a asumir la bajada prevista en las cuotas del IBI de 2016 (bajada del 8% en el valor catastral y del 0,7% del tipo impositivo).

El resto, casi tres millones de euros se destinará a financiar inversiones sostenibles que la legislación establece como aquellas que contribuyan al crecimiento económico a largo plazo, por lo se deberá valorar el gasto de mantenimiento, los posibles ingresos y/o la reducción de gastos a la hora de acometer proyectos de inversión. Estamos hablando de que para este año 2016 el Ayuntamiento dispondrá de un presupuesto de algo más de veintitrés millones y medio de euros . A la vista de lo anterior, lo más coherente y honesto sería solicitar de nuevo a Catastro la revisión catastral (o ponencia de valores) de todos los inmuebles del municipio que, para que tenga efecto en 2017, el Ayuntamiento debería solicitar antes del próximo 30 de mayo.

La Alcaldesa afirmó en este Pleno que no podía solicitar la revisión catastral (la anterior de 2015 daba una bajada del 48% de media) porque “no hay ningún equipo que gobierne la nación y es muy difícil tomar decisiones en la oficina del Catastro, que depende del Ministerio de Hacienda, así que para el año que viene…”.

El resultado de la política de “ahorro” que sigue el partido en el gobierno municipal consiste en trasladar a los vecinos unos impuestos injustos y excesivos para presumir de beneficios en las cuentas municipales como si de una empresa privada se tratara. Una desviación del 25% sólo puede ser el resultado de un fracaso en la gestión que se sirve de mecanismos tributarios para esquilmar a los vecinos de Guadarrama. Vergonzoso e indignante es que el dinero de los vecinos esté en las arcas municipales en vez de en manos de sus legítimos propietarios.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies