El momento es aquí y el momento es ahora, ni un paso atrás.

ivan and fer

Iván García y Fernando Jiménez (Militantes del Partido Comunista de Madrid y de Izquierda Unida de Moralzarzal)

Ayer se conoció un principio de acuerdo entre Izquierda Unida, Podemos y otras fuerzas políticas para presentar una coalición electoral para las próximas elecciones del 26 de Junio con el objetivo de recuperar el país en favor de las mayorías sociales y ganar las elecciones al PP. En este principio de acuerdo ha habido cesiones por todas partes, aunque en unas más que en otras,  y hay que agradecer la enorme generosidad que se ha demostrado para poder llegar a este momento, a esta nueva oportunidad para conseguir una candidatura ilusionante que defienda la mayoría social y a la vez se reconozcan las diferentes identidades políticas y la realidad de nuestro país.

Desde hace bastante tiempo algunas ya veníamos repitiendo la necesidad de la confluencia. Cuando hablamos desde hace bastante tiempo, no nos referimos a las pasadas elecciones de diciembre, si no a los procesos de luchas comunes que hemos tenido desde hace años que hubiesen requerido de un espacio político unitario que canalizase todas las demandas sociales justas en una única expresión política que pudiese poner voz institucional a los gritos expresados por las mareas, marchas, desahucios, luchas antirrepresivas,…

Las izquierdas en esta tarea nos hemos mostrado dubitativas, un error fatal la falta de audacia (por los egos personales o identititarios) para las necesidades de la mayoría de la población, que mientras disputábamos el nombre, el color del símbolo o la cara del cartel seguía sufriendo ERE, desahucios, hambre y frío. Tenemos claro que tenemos que estar a la altura del momento que vivimos, dejar los intereses partidarios para defender los intereses de la mayoría social. Entendemos las organizaciones como un fin, un instrumento y las tenemos que convertir en herramientas al servicio de la transformación social.

Parece que se impone la necesidad de representar las luchas, aunque por ahora los planteamientos sean electorales más que de lucha en la calle, aquella que los militantes si hemos compartido en muchísimos casos ante el estupor de algunos dirigentes y sectarios de todo pelaje. Esperemos que la frase de caminar separados y golpear juntos se alargue en toda su extensión y golpeemos no solo en las instituciones sino ante todos los poderes que hacen bailar a muchos de los títeres que nos reclaman tanto trabajo, llámese títere Rajoy, llámese títere Sánchez o llámese títere Rivera, quizás terminemos golpeando juntos al IBEX, a la troika,… esperemos que esta vez se nos llenen las sedes de audacia.

Las elecciones no son el final de nada, ni tan si quiera el principio de nada, son un paso más en la necesidad de la confluencia que debe aumentar en más sectores organizados y aun sin organizar y que deben vigilar incluso en caso de éxito electoral en que no seamos una derrota más como la de Syriza, la izquierda europea ya no anda muy sobrada de crédito como para poder aguantar otro similar paso atrás. De hecho creemos que no todos los pasos están siendo perfectos, falta debate, falta aumentar la participación, pero también es evidente que nos falta tiempo que tendremos que sustituir con inteligencia, generosidad y vista larga.

A veces ocurre, aunque muy pocas veces, que tenemos respuesta a la eterna pregunta ¿Qué hacer? Y esta vez lo sabemos, funcionar con audacia, respetar un programa de mínimos confluyente que tenga el objetivo de una democracia radical en las formas y firme en los objetivos, que se sustente en las necesidades de la mayoría del pueblo y que este se organice para la defensa de sus intereses… Ya llegarán los tiempos de los matices, de la diferencia en los objetivos finales, serán tiempos duros y nos plantearemos nuevas preguntas, pero no nos arrepentiremos de los logros actuales que pueden llegar.

Por ahora nos encontramos con otra oportunidad ante las elecciones del 26 de Junio, si conseguimos mantener una candidatura de convergencia conseguiremos dar un pasito más en la construcción de espacios rupturistas que se enfrenten a las contradicciones del Régimen que nos arrebata derechos para luego repartírselos en los beneficios de las grandes empresas. A esta confluencia la tienen pánico, de ahí las declaraciones de políticos del PP preocupados por el futuro de fuerzas políticas, los medios de comunicación asustando con el resultado de la misma o hasta la actitud de cargos públicos del PSOE que parece que preferían una izquierda desunida y como parte del régimen.

El momento actual exige audacia y valentía. Sumemos voluntades a luchar juntos, busquemos la unidad para que al final consigamos la unidad popular que cree poder popular, este es el momento, aquí y ahora, combatamos el sectarismo en todas las organizaciones, seamos firmes en nuestros objetivos pero flexibles en los medios y sigamos pidiendo generosidad a todas las partes de la confluencia aunque por ahora están mostrando esa generosidad de forma desigual… De otro modo será difícil encontrar un momento similar en mucho tiempo donde habiendo una crisis institucional se ha producido una crisis del régimen, hace mucho que no le tenemos tan cerca no lo traslademos tan lejos.

Escribe tu comentario

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies