Published On: vie, May 25th, 2018

El circulo de Podemos de Galapagar explica su opinión sobre la polémica del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero

El circulo de Podemos de Galapagar ha hecho público un comunicado donde explican su postura sobre la polémica del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero en el municipio de Galapagar.

Según explican “ante el acoso y señalamiento contra Pablo Iglesias e Irene Montero estos días, manifestan que el legítimo escrutinio público de la labor de un cargo político y su crítica no justifica el traspaso gratuito del derecho a la intimidad y el acoso permanente. Nos parece despreciable el espectáculo descarnado que estos días está dando el amarillismo y la extrema derecha. Las pancartas racistas y quienes las colocan no son bienvenidos a nuestro municipio.”

“Nos enorgullece tener dentro de nuestra organización distintas posturas acerca de las actitudes de nuestros representantes y poder expresarlas mediante el voto en una consulta, cuestión que evidencia una calidad democrática de la que la mayoría de partidos jamás podrá presumir y lo sucedido estos días evidencia que el grado de exigencia ética con los dirigentes de Podemos es de una magnitud muy superior al que se le aplica al resto de los partidos. Nos gratifica, ya que lleva implícito un reconocimiento por parte de nuestros rivales políticos a la calidad ética del partido” explica el comunicado.

Para Podemos Galapagar “en el ejercicio de esa exigencia se han traspasado todos los límites al pretender equipararlo en su consideración ética con casos de corrupción que merecen consideración penal y sobre todo al acosar de manera repugnante a Pablo e Irene. Todo ello deja evidencia de la pésima calidad ética de los que han llegado a estos extremos.”

Por último manifiestan que “quien caricatura Galapagar como una villa aislada, opulenta e idílica, desconoce la triste situación que vive el municipio respecto a: la absoluta falta de medios para la atención de la emergencia social (dos premios Corazón de Piedra a una de las peores inversiones sociales de España); la total falta de democracia del Ayuntamiento, con un alcalde dos veces condenado por vulnerar derechos fundamentales y que mensualmente se apropia de un sueldo superior a lo aprobado en el Pleno; el maltrato laboral por el que la mitad de la policía ha pedido irse, o el lastre caciquil de la especulación urbanística y los contratos kamikaze que endeudan el pueblo por décadas, como sucede por toda la Comunidad de Madrid. Creemos que este tipo de informaciones y corruptelas son realmente dignas de conocerse.”