Published On: Lun, Dic 4th, 2017

Ahora Los Molinos denuncia un concurso “a medida” adjudica un prado municipal, situado en zona protegida, a un miembro del PP para construir un club recreativo privado

Ahora Los Molinos ha denunciado ” la irregular adjudicación, por 20 años, de una parcela municipal de más de tres hectáreas, situada entre el Sanatorio de Marina y el cementerio(Matarongiles-Los Llanos) a un miembro de la ejecutiva del PP del vecino pueblo de Guadarrama, para que instale allí su club privado, bar, dos campos de fútbol, pistas de pádel área recreativa, etc.”

Estas denuncias se han presentado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, Dirección General de Medio Ambiente, Subdirección General de Disciplina Urbanística, Dirección General de Patrimonio Cultural y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Desde Ahora Los Molinos explican que “el 18 de agosto pasado salió publicada en el BOCM la licitación por parte del Ayuntamiento de Los Molinos del alquiler por veinte años de una parcela de algo más de tres hectáreas, para destinarla a instalaciones de actividades deportivas privadas. Dicha parcela fue adjudicada al único licitante, el Club
Deportivo Elemental Alberto Cogorro, del vecino pueblo de Guadarrama, en lo que, a nuestro jucio, fue
una actuación irregular.”

“Las instalaciones recreativas y deportivas previstas en ese prado y especialmente el Proyecto que presentó dicho Club a la Mesa de Contratación (dos campos de fútbol 11 de césped artificial, pistas de pádel, bar, vestuarios, servicios y duchas, almacén, aparcamiento, pasarelas pavimentadas, vallado perimetral, vallas parabalones con redes de polipropileno, torres de iluminación, etc.) que está pendiente de licencia de construcción, incumple normas medio ambientales y urbanísticas.” explican desde este grupo.

“El concurso para alquilar por 20 años la parcela municipal, se puso en marcha después de que quien ganó la licitación hablara con el alcalde de su interés en arrendarla, lo cual, a nuestro juicio, lo ha viciado. Además, su convocatoria salió publicada en el BOCM en el mes de agosto y con solo 15 días naturales para presentar toda la documentación. Al mismo solo se presentó la persona que se lo había propuesto al alcalde. Esa persona, es desde junio de 2017, miembro de la ejecutiva, en el pueblo de Guadarrama, del mismo partido que el alcalde de Los Molinos” exponen además que “en la Mesa de Contratación se pasaron por alto las deficiencias, ambigüedades y vacíos de la documentación presentada por el adjudicatario, a pesar algunos de sus miembros lo señalaron y
uno lo hiciera constar en el Acta. Entre estas deficiencias o irregularidades está el que en la documentación presentada por el licitante se afirma que es el Ayuntamiento el que ha encargado el proyecto al Club Deportivo. Club que, además, es exclusivamente masculino”.

“Durante el proceso, la alcaldía ha suspendido, sin consensuarlo con todos los grupos de la oposición, los Plenos Ordinarios del Ayuntamiento de septiembre y octubre, impidiendo a la oposición ejercer su labor de control de la actividad del gobierno municipal en éste y otros temas, preguntar sobre el concurso y conocer su marcha, produciéndose, a nuestro juicio, una grave irregularidad e indefensión” y “el Ayuntamiento no ha informado a la Comunidad de Madrid – Consejería de Medio Ambiente de su pretensión de autorizar la construcción de un club deportivo privado, en una parcela de algo más de tres hectáreas, que es utilizada como pastizal, tiene unos cien pies arbóreos (fundamentalmente encinas y fresnos) y que está situada en Suelo No Urbanizable Común y en la Zona de Transición del PORN Sierra de Guadarrama. Tampoco ha solicitado “calificación urbanística” para el proyecto lo ha elaborado y sometido al Pleno del Ayuntamiento un Plan de Sectorización para dicha zona, ni ha advertido de estos aspectos en el Pliego de Condiciones” advierten desde este grupo.

Además exponen en su denuncia que “la construcción de uno o dos campos de fútbol de superficie reglamentaria y césped artificial (sobre capa asfáltica), más las gradas, caminos pavimentados, construcciones auxiliares, bar,
vestuarios, duchas y almacén, pistas del pádel (sin que se especifique su número y situación), complejo recreativo (sin especificar de qué se trataría), torres de iluminación (sin especificar cuántas, su altura, potencia, horarios en los que estarían encendidas, etc.) redes parabalones de polipropileno alrededor de casi todo el campo (sin especificar su altura, que suele estar entre los cinco y diez metros), conducciones de agua potable y de aguas servidas, electricidad, accesos peatonales y de vehículos, vallado perimetral, etc., desnaturalizarían de manera total la zona, que sería allanada y cubierta por los campos de fútbol de césped artificial y el resto de instalaciones, impactarían de manera notable en un paisaje de alta calidad y visible desde una amplia cuenca visual, supondrían una alta contaminación lumínica y sonora (tanto por las torres de iluminación, como por el ruido que generan las competiciones deportivas, como por la llegada a la zona de vehículos de familiares de los alumnos del club deportivo, asistentes a las competiciones, trabajadores, etc.), en un espacio rodeado de dehesas y utilizado por numerosos vecinos/as para el paseo, y también impactarían negativamente en los dos arroyos que flanquean la zona (desviación de aportes de escorrentías, contaminación por los residuos procedentes del césped artificial, paso de personas y vehículos, etc.)”

También exponen que “el recubrimiento casi total de la parcela que implicaría la construcción de las instalaciones
proyectadas, incidiría negativamente en su papel de filtración y laminación de aguas de lluvia y
arroyos, en una zona en la que suele encharcarse en épocas de lluvia y deshielo, que cerca de esa parcela se encuentran ubicadas tres casamatas de hormigón de la Guerra Civil, en muy buen estado de conservación, protegidas como Bienes de Interés Patrimonial de la Comunidad de Madrid e incluidas en el Catálogo Geográfico de Bienes Inmuebles del Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, sin que se haya hecho por parte del Ayuntamiento una prospección arqueológica en la zona, ni se incluyera en el Pliego de Condiciones esa obligación, ni se haya solicitado permiso o informe a la Dirección General de Patrimonio Cultural así también que en el arroyo de Majaltobar o Majaltobares, que linda con la parcela por su lado norte, se estuvo investigando la existencia de sapo partero por parte de los Agentes Forestales”

Para Ahora Los Molinos “la adjudicación del contrato de alquiler y la firma del contrato por parte de la alcaldía, podría implicar que, si se determina que no es legal las instalaciones deportivas previstas, como sostenemos, el Ayuntamiento tuviera que indemnizar al Club Deportivo adjudicatario, lo que supone una actitud imprudente por parte del alcalde de Los Molinos, que ha desoído nuestras advertencias al respecto.”

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies